El particular estilo que Mario Marcel está impregnando en el Banco Central

Más que halagos recibe el presidente del instituto emisor a la hora de evaluar los 13 meses que ha conducido la institución. Esta evaluación es transversal a todos los senadores de la Comisión de Hacienda, quienes además destacan como valor la mayor transparencia de los debates al interior del consejo ante la exposición de las diferentes miradas y votaciones, sin buscar la unanimidad como objetivo.

NO GRADUALMENTE, sino que al poco tiempo de asumir como presidente del Banco Central, Mario Marcel partió con varios cambios tanto internos como externos para aggiornarle el rostro a esta institución.

Cumplidos 13 meses en su cargo, su tarea ha sido coronada de varias formas. Por un lado, se ha validado como una voz autorizada para hablar del rumbo de la economía, no sólo por el cargo que ostenta, sino también porque proviene de un mundo -el de la izquierda- que pasito a pasito ha tenido que ir corriendo los velos de temores pasados. Y por otro lado, y muy ligado a este avance, es que en dos ocasiones en 2017 fue catapultado como economista del año por sondeos entre sus pares que efectúan dos periódicos nacionales.

“Cuando se propuso el nombre de Marcel algunas personas del sector que yo más represento tuvieron dudas, porque él tuvo un rol importante en otros gobiernos. Pero por lo que yo conocía, siempre me dio garantíass de profesionalismo y me siento contento de haberme jugado por su designación”, revela el senador Juan Antonio Coloma (UDI)

Desde que llegó a la presidencia el ex economista de la OCDE y el Banco Mundial tenía en la mente “acercar” el instituto emisor a la gente y para ello decidió llevar más pronto a regiones las presentaciones del Informe de Política Monetaria (Ipom) que antes se entregaban primero al Senado, y luego a los empresarios.

En septiembre del año pasado anunció una serie de medidas que se empezaron a implementar este año y que instalan las prácticas del Banco Central chileno al nivel de los países desarrollados. Entre ellas, quizás la más palpable es la reducción de las Reuniones de Política Monetaria (RPM) de una mensual a ocho por año.

“Su iniciativa de renovación institucional es probablemente de las más ambiciosas desde la instalación del nuevo esquema de política monetaria en 1999 y 2000”, comenta el ex vicepresidente del BC, Jorge Marshall.

Valorando el disenso

Junto con los cambios, Marcel ha tenido que seguir lidiando con el trabajo tradicional del banco como es el control de la inflación, la cual estaba en 2,9% anual (noviembre 2016) cuando asumió y bajó a 2,3% en diciembre de 2017, pasando hasta por un magro resultado de 1,5% en septiembre.

En promedio, en su período la inflación se ha ubicado levemente en el rango meta (2%-4%) con un 2,2%, lo que ha abierto la discusión de si es necesario ser más agresivos con el recorte de tasas de interés que hoy está en 2,5%. En diciembre, cuando Marcel se hizo cargo de la presidencia ésta llegaba a 3,5% y en el primer semestre se procedió al ajuste en un punto. “Este debate me da un poco de risa. Cuando yo era ministro de Hacienda quedaba contento con una inflación de 15%; y ahora cuando está muy baja hay preocupación. Hay que preocuparse si hubiera deflación, que no lo hay”, indicó el presidente del Senado, Andrés Zaldívar (DC), al elogiar la conducción de Marcel. Similar juicio emite Coloma al recordar su intervención en el affaire con el Banco Mundial poniendo paños fríos: “Me sorprendieron gratamente sus declaraciones despejando inmediatamente cualquier intencionalidad. Para eso hay que tener valentía y decisión de preservar la institucionalidad”.

Otro punto que destacan los senadores es el hecho de que a diferencia de otros períodos, en esta oportunidad se han observado las diferencias de opinión, ya que de 13 reuniones, en 4 ha habido voto de minoría explícito. “Es bueno que se transparente la forma en que cada uno está votando, porque de lo contrario hay decisiones que se adoptan con miradas distintas que no quedan reflejadas porque se buscó el consenso”, acota el senador Ricardo Lagos (PPD).

“Cuando no hay consenso no quiere decir que las cosas estén malas, sino que hay diversidad. Prefiero que el debate sea más sincero. Vergara subió las tasas cuando había que bajarlas y no se reflejó ningún debate y hoy estamos pagando ese error”, recordó el presidente de la Comisión de Hacienda, Carlos Montes (PS). A lo que Coloma agrega: “El que todos estén 100% de acuerdo nunca me ha generado mucha confianza y estamos hablando de 0,25 puntos en la tasa, no de cambios copernicanos”.

Otro aspecto que valoran en demasía es que Marcel ha profundizado en temas que si bien no se relacionan directamente con la inflación, son muy importantes para el ambiente económico como la explicación con recuadros incluidos en el Ipom por el empleo de cuenta, las diferencias entre el PIB minero y no minero, el shock de los precios de los alimentos y la energía, y precisiones que ha entregado en declaraciones como la alerta por las criptomonedas, los servicios mínimos en la banca o la idea de que el BC se hiciera cargo de los fondos de pensiones.

Artículo de Miriam Leiva

Fuente:  Pulso

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar servicios
    Integra hoy ConFinanzas GO a tu contabilidad Conoce más
    Hello. Add your message here.