Valdés critica corazón de la reforma tributaria y plantea subir impuesto a las personas

Su cara más dura mostró ayer el exministro de Hacienda Rodrigo Valdés, al momento de referirse -por primera vez en público- respecto del proyecto de modernización tributaria del Gobierno.

El economista, que es parte del equipo de técnicos que asesora al comité de senadores del PPD en el debate tributario, en semanas previas había transmitido en privado sus aprensiones respecto de la iniciativa. Sin embargo, este jueves al participar como expositor en el seminario de la Universidad Adolfo Ibáñez ¿De qué hablamos cuando hablamos de modernización tributaria?, dejó en claro su rechazo al diseño de la reforma, especialmente a su informe financiero.

“Me parece grave que el informe financiero se salte olímpicamente muchos cambios que cuestan plata”, sostuvo Valdés, añadiendo que “como está (el informe) no va a ser suficiente para convencer de los efectos fiscales de la reforma”.

El exministro precisó que en “el informe financiero en lo básico, la integración es lo que cuesta. La boleta electrónica es lo que produce la compensación. Me preocupa mucho el informe financiero, a mí no me lo habrían firmado. Es economía vudú”.

Respecto a la recaudación de la reforma, al también profesor de la Escuela de Gobierno de la UC no le parece neutral y, según él, lo lógico hubiese sido que el proyecto se hubiese presentado después de conocer los resultados de la Operación Renta y no antes.

También aprovechó de apuntar contra el corazón del proyecto: la reintegración total del sistema. “Un sistema integrado puede tener muchos beneficios, pero no vendan la mula de que es horizontalmente equitativo porque las ventajas que tienen las rentas del capital en ese sistema son infinitamente mayores que las que tiene el empleado bien pagado”, sentenció.

A juicio de Valdés, un eventual acuerdo político con la oposición para viabilizar el proyecto debe considerar a lo menos un alza de 35% a 40% de la tasa marginal del impuesto personal. “El 40% es, sí o sí, parte del acuerdo, si es que hay acuerdo político. Y no es lo único que va a haber, va a haber muchos otros cambios”, dijo. Cree que para el Ejecutivo fue “más bien táctico no haberlo incluido (el alza del tributo personal) en el proyecto y también porque es muy incómodo para un gobierno de centroderecha subir el impuesto a las personas”.

El experto también sinceró que “no era partidario de la reforma original de 2014” y defendió que la desintegración es el sistema impositivo más simple.

Asesora de Hacienda defiende el proyecto

La respuesta a los cuestionamientos de Valdés vino en el mismo seminario de parte de la coordinadora de modernización tributaria de Hacienda, Carolina Fuensalida, quien señaló que “son injustas” las críticas al informe financiero.

“Yo soy abogada y no economista, pero tampoco quería hacerme la loca con el tema. Creo que es muy injusto el punto sobre que algunas cosas no se incluyeron en el informe financiero. Por ejemplo, me cuesta pensar que en un informe financiero se pueda evaluar ex ante cómo van a cambiar o cómo van a moderarse criterios de fiscalización”, dijo.

Fuensalida también defendió el momento de realizar los cambios y desestimó la idea de subir el tributo personal para mejorar la compensación por la integración. También indicó que “no estamos usando a las pymes como caballito de batalla para defender el proyecto”.

Artículo de Juan Pablo Palacios

Fuente:  Economía y Negocios

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos