Bendita Factura Electrónica, ¡Por fin la Contabilidad podrá estar al día!

Resulta difícil imaginar, en estos tiempos tan competitivos, que una empresa se pueda administrar y controlar de manera óptima sin tener información precisa de las cuentas de su negocio. Pese a lo anterior, la realidad nos muestra lo contrario, ya que si un gerente o empresario solicita información de su negocio, que emane de la «contabilidad». Lo más seguro es que reciba como respuesta algo así como: ¿y…para cuándo la necesita jefe?, probablemente tendrá que esperar varios días para que preparen lo que pidió y, al momento de revisar lo solicitado, tenga ciertos reparos o pierda valor e importancia la información recibida por lo poco oportuna que resulta ser. Lo anterior refleja una realidad latente en la gran mayoría de las empresas, porque siendo sinceros, la Contabilidad normalmente no está al día, lo que impide cumplir su principal propósito, que es apoyar de manera efectiva la toma de decisiones entregando información oportuna y confiable. Para que la Contabilidad esté al día, resulta vital y necesario que el registro de todas sus operaciones de negocio, Compras, Ventas, Pagos y, en general, todos los hechos económicos, sean registrados y contabilizados al momento que se producen, pero a pesar de lo positivo e eficiente que podría llegar a ser esta forma de operar los sistemas de información, los hechos económicos siguen siendo registrados normalmente a partir de un proceso denominado «centralización», procedimiento que consiste en acumular e ingresar de manera resumida Los documentos de Compras y Ventas, normalmente, a comienzo del mes siguiente al del cierre comercial.
Esta es la principal razón que hace que la Contabilidad como sistema de información nunca provea información al día y oportuna, ni de las cuentas corrientes, de flujo de caja, del estado de cobranzas, y otra cuentas, siendo esta información vital para el manejo del negocio de cualquier empresa.
Antes de la existencia de las facturas electrónicas, el registro de las operaciones de Compras y Ventas se realizaban a través de documentación tributaria emitida en papel, donde el reconocimiento de su legalidad se hacía a través de un timbre de cuño, documento denominado «factura manual». En efecto, el registro de estas operaciones resultaba ser todo un desafío logístico para ingresarlo y registrarlo a la contabilidad, especialmente para las oficinas de servicios Contables externos. De ahí surge la necesidad de “almacenar”, y centralizar su registro. Hoy día la tecnología de la Facturación Electrónica ha reemplazado el timbre de cuño de la «factura manual» por la moderna tecnología de timbre electrónico y uso de certificados digitales permitiendo autenticar al contribuyente —emisor del documento— y con ello, generar documentos de compra y venta en formato digital, lo que da paso a la posibilidad de corregir el problema del registro extemporáneo, la «centralización», de las operaciones en la Contabilidad, y poder acercarnos cada vez más a una contabilidad moderna, en línea y… «al día». Artículo de Opinión Ahora bien, es necesario precisar que el modelo de la Facturación Electrónica se diseñó con un objetivo principalmente tributario, orientado a disminuir la evasión fiscal del IVA y mejorar la administración y control fiscal de las operaciones de Compra y Venta de las empresas. En ese sentido, la Factura Electrónica no fue concebida ni creada para mejorar y fortalecer la contabilidad, si así hubiese sido, se habrían incorporado otros elementos dentro de su modelo, de modo tal, que el impacto positivo que tendrá la facturación electrónica en la Contabilidad es un hecho sumamente fortuito y en ningún caso planificado por el Estado. El cumplimiento de la obligación de usar la Factura Electrónica impulsará la existencia de un nuevo y moderno sistema de Contabilidad, una Contabilidad orientada a la Gestión del negocio, a la empresa y en este sentido, el empresario no solo debe evaluar y tener en consideración si la aplicación de Facturación que está obligado a comprar funcionará en la nube o si requiere una aplicación de escritorio; la principal consideración será tener claridad en cómo la Facturación Electrónica se integrará a su actual sistema contable, ese será su principal valor e importancia. Bendita Factura Electrónica, ¡por fin la Contabilidad podrá estar al día¡ y, al momento de pedir un informe de su estado de cuentas, el empresario no reciba un “¿para cuándo lo quiere?” como respuesta. Así, la Factura Electrónica y su Tecnología asociada comienza a convertirse en una herramienta primordial en todo proceso central y con esto, me atrevería a decir que la contabilidad es inmortal, ya que sin ella no existirían los negocios, y digo esto porque a pesar de su importancia y valor existen algunos ignorantes que pretenden eliminarla o sustituirla, en un esfuerzo totalmente inútil. Artículo de Opinión En definitiva, empresarios y contadores podrán evidenciar los grandes beneficios de la facturación electrónica cuando puedan Gestionar su negocio con información financiera actualizada y confiable, ya que no solo facilitará el tener la contabilidad al día, sino que beneficiará además a aquellos clientes que opten por el Régimen de Tributación Simplificado (14 Ter), Parcialmente Integrado o Atribuido. De esta manera, los contribuyentes que participan en el proceso de elección de su régimen tributario deben tener en consideración si su proveedor de Facturación Electrónica les proporcionará los elementos necesarios para gestionar de manera adecuada el cumplimiento de estos nuevos régimenes Tributarios Como ejemplo, vale recordar que el cálculo de la base imponible Para contribuyentes del 14 Ter se determina en base a ingresos y egresos pagados, ingresos y egresos que estarán reflejados en sus facturas electrónicas.
La no consideración de esta integración entre Facturación Electrónica y el Régimen de Tributación Simplificado 14Ter. puede producir una serie de inconsistencias, finalmente duplicidad de información y mayores costos en el proceso de su nuevo régimen tributario.
Al parecer, cualquier sistema de Facturación Electrónico no da lo mismo. ¡Bendita Factura Electrónica!

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos
    Atención: Apertura del ejercicio comercial 2021 Ver manual paso a paso
    Hello. Add your message here.