Las estrategias para el segundo semestre: bonos corporativos y papeles en UF a menor plazo

Las perspectivas de un menor dinamismo en la economía global, el incierto futuro de la guerra comercial y el giro de los bancos centrales hacia políticas monetarias expansivas, son los principales factores que guiarán a los mercados globales en el segundo semestre del año.

Considerando el panorama, el apetito de los inversionistas se centró en instrumentos de renta fija, y según comentan desde el mercado, la alta demanda por estos activos se mantendrá en los meses que vienen.

De cara al segundo semestre, Goldman Sachs estima que los rendimientos de los bonos seguirán cayendo ante la postura de flexibilización de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo, además de los riesgos globales en curso.

De esta forma, el banco de inversión norteamericano recomienda mantenerse neutral a corto plazo y agregar riesgo a finales de este año.

“En un horizonte a tres meses, actualizamos a Neutral los bonos (EEUU, Alemania y Japón con vencimiento a diez años). Nos mantenemos relativamente neutrales al riesgo a tres meses en nuestra cartera de activos: acciones, materias primas, y crédito. A corto plazo, los mercados siguen siendo vulnerables a impactos (…) que podrían derivar de datos débiles o riesgos políticos como la escalada en las tensiones comerciales. Un catalizador clave es la reunión del G20 el 28 de julio”, dice un informe de Goldman.

En tanto, en un horizonte a doce meses, el banco de inversión recomienda sobreponderar acciones y subponderar bonos.

Para justificar esta visión, el reporte detalla que los economistas de Goldman Sachs piensan que es probable observar una recuperación en el crecimiento económico global durante el segundo semestre.

“Si la Fed realiza recortes en las tasas de 2-3, nuestro equipo de tasas considera que los rendimientos a 10 años de EEUU desciendan a 1,75% hasta fin de año”, se lee en el reporte.

En tanto, Oren Barack, managing director de renta fija de AGP Alliance Global Partners, destaca que la estrategia para el resto del año es permanecer en posiciones a largo plazo.

“Entre mercados emergentes, soy particularmente optimista con bonos latinoamericanos. En general, serán resistentes a la desaceleración por guerra comercial, debidos al relajamiento de la política monetaria a nivel mundial. A medida que el dólar extienda su debilidad, esto será un beneficio adicional para cualquier país o corporación con gran porcentaje de deuda denominada en dólares estadounidenses”, dice Barack.

Lo que viene en Chile

La tendencia de aversión al riesgo también se observa en los activos locales, donde las tasas de mercado han sentido los mayores impactos. Y es que en medio de las menores perspectivas de crecimiento, junto con el recorte de 50 puntos base que aplicó el Banco Central en la TPM, el rendimiento de las tasas de mercado tocaron mínimos históricos.

Con este panorama, desde BICE Inversiones estiman que si bien los instrumentos de renta fija local seguirán entregando retornos positivos, estos no serán de igual magnitud a lo apuntado en el primer semestre del año. De esta forma, los bonos corporativos tomarán la delantera.

“En esta segunda mitad del año los instrumentos corporativos serán más atractivos, pues entregan un mayor devengo que sus pares soberanos. Y en términos de monedas, creemos que los instrumentos en UF pueden entregar más valor que los instrumentos en pesos, ya que el mercado actualmente tiene internalizado un nivel de inflación que está por bajo nuestras proyecciones”, explica el analista de economía y renta fija de Bice, Marco Correa.

En la misma línea, Felipe Alarcón de EuroAmérica, enfatiza que es “muy difícil” que los rendimientos mantengan la tendencia bajista, “por lo que no sería mala idea acortar algo la duración y paralelamente sobreponderar activos en UF, los que han tendido a perder algo de valor estos días (muy probablemente por la expectativa de que el IPC de junio sea negativo)”.

En cuanto al desempeño de la Bolsa de Santiago, que se ha visto bajo presión a causa de la perspectiva de menor crecimiento, junto con futuras colocaciones y aumentos de capital, desde Banco Security tienen una visión algo optimista.

“Al mirar los ratios de Precio/Utilidad de Chile en relación a emergentes -que también se encuentran castigados, se observa un descuento en torno a 10% respecto de premios históricos medidos a 5 años. Este descuento validaría niveles cercanos 5.500 puntos incluso en un mundo con menor apetito por riesgo. Para cerrar esta brecha sin embargo, se necesita que los factores locales de presión vayan cediendo”, dice Constanza Pérez, subgerente de Estudios Renta Variable de Inversiones Security.

Artículo de Marlén Gac

Fuente:  La Tercera

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos
    Atención: Información importante sobre el Libro de Remuneraciones Electrónico Más Información
    Hello. Add your message here.