Ley de Bancos: industria pide gradualidad en implementación ante altas exigencias de capital

Entre US$ 1.090 millones y hasta US$ 3.500 millones cifró la Asociación de Bancos el impacto por la aplicación de las nuevas exigencias de capital que contempla la reforma a la Ley General de Bancos, hoy en tramitación en la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

La cifra fue parte de los escenarios planteados por el presidente del gremio, Segismundo Schulin-Zeuthen, ante dicha instancia la semana pasada. Allí, detalló que la cifra obedece a las estimaciones más extremas, considerando los requerimientos de capital hasta 10,5% que implica la migración a Basilea III, pero sin emisión de acciones preferentes y bonos perpetuos por 1,5% (exigencia sobre el 2,5% de bonos subordinados que establece el proyecto), y con el recargo de capital de 1% a bancos sistémicos que contempla la iniciativa en trámite.

“Si nos ponemos en extremo estamos pidiendo 14% de capital adicional (considerando el colchón de conservación y el sistémico), y si nos vamos más al extremo, estamos pasando de 8% (exigencia actual) a 20,5% (sumando Pilar II y capital anti cíclico) y eso es una cantidad de recursos enorme. Por consiguiente el graduar esto es muy importante, pero además el proceso de capitalización y definición del modelo de negocios dependerá de la definición completa de las exigencias de capital”, advirtió el dirigente gremial.

Además indicó que si sólo se considera el riesgo de crédito, las estimaciones del gremio implican aproximadamente US$ 1.069 millones de capital adicional. En instrumentos perpetuos para conformar el 1,5% adicional, se estiman necesidades entre US$ 3.790 millones y US$ 4.111 millones. Y si se consideran los requisitos de bancos sistémicos (1%) el gremio estima un capital adicional por entre US$ 1.948 millones y US$ 2.106 millones.

Instrumentos híbridos

Dentro de las principales aprensiones del sector, el líder de la banca planteó las complejidades que puede generar la exigencia de instrumentos híbridos, sean bonos perpetuos o acciones preferentes. “La ley es muy restrictiva en términos de definir estos instrumentos, solo habla de bonos perpetuos y acciones preferentes, (…) Obviamente, el BancoEstado no tiene acciones y sólo se queda con la alternativa de los bonos perpetuos y no me cabe duda que el BancoEstado y otros grandes bancos podrán emitir bonos perpetuos, pero bancos medianos y chicos, considerando que no hay mercado en Chile y que afuera el monto mínimo es de US$ 400 millones, se va a complicar al cosa”, dijo. Por ello, añadió que “la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) tiene que tener la flexibilidad de en el periodo entre que se apruebe la ley y los 6 años para ir adecuando este ‘cuasi’ capital”. También planteó a la autoridad que la ley no cierre las opciones para aumentar este capital adicional a la única alternativa de los bonos perpetuos u acciones preferentes.

Otra de las advertencias hechas por la banca dice relación con la aplicación del Pilar II. Esto se refiere a que el proyecto de Ley faculta al CMF para establecer requisitos de capital por hasta 4% a bancos que presenten riesgos no suficientemente cubiertos. Según estimaciones de la Abif, para los bancos más grandes, esto puede implicar requerimientos de capital adicional por cerca de US$ 2.000 millones.

Artículo de: Cecilia Arroyo

Fuente:  La Tercera

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos
    Atención: Información importante sobre el Libro de Remuneraciones Electrónico Más Información
    Hello. Add your message here.