Blog Transtecnia

19.11.2022

¿Cómo hacer un balance general?

¿Cómo hacer un balance general?

El balance general, también conocido como estado de situación financiera, es un informe contable que refleja detalladamente la situación financiera del ente económico, es decir, una relación precisa de lo que tiene frente a lo que debe en un momento específico. En ese sentido, se compone de:

 ● Activos (corrientes, fijos y otros activos).

 ● Pasivos (corrientes, a largo plazo y otros pasivos).

 ● Patrimonio (capital, utilidades retenidas, utilidades del período anterior y reserva legal).

Es uno de los estados financieros más importantes, pues te permite definir el nivel de solidez de la estructura económica de la empresa, valorar su riqueza, analizar la viabilidad de las inversiones, determinar necesidades de capital e informar la toma de decisiones estratégicas en general.

¿Cómo hacer el balance general?

Para desarrollar este informe, lo primero que debes hacer es contar con una contabilidad organizada con todas las cuentas de activos, pasivos y patrimonio. Luego, procedes a ejecutar los siguientes pasos:

1. Recopila la información de activos

Los activos son los bienes o derechos que posee un ente económico. En el desarrollo de este estado financiero debes enlistarlos con su respectivo valor, y clasificarlos en función de su grado de liquidez:

Activos corrientes
Activos fijos
Otros activos

Son aquellos que puedes convertir en dinero durante el periodo normal de operaciones del negocio, que suele ser un año.

Por ejemplo, caja, bancos, inventarios y cuentas por cobrar.

Se refieren a los bienes muebles e inmuebles utilizados para la ejecución de las actividades económicas de la empresa. Suelen tener un nivel de liquidez menor al de los activos corrientes.

Por ejemplo, maquinaria y equipos, vehículos, muebles y enseres, construcciones y terrenos.

En esta categoría encajan los activos que no puedes clasificar ni como corrientes ni como activos. Por ejemplo, patentes y gastos pagados por anticipado.
2. Recopila la información de pasivos

Los pasivos engloban las deudas a terceros. Los puedes ordenar en función de la exigibilidad:

Pasivos corrientes
Pasivos a largo plazo
Otros pasivos
Abarca las deudas que la empresa tiene que pagar en un periodo inferior a un año. Sobregiros, préstamos a corto plazo, deudas con proveedores, impuestos, anticipos y prestaciones a trabajadores, son cuentas comunes en esta categoría. Son las deudas a pagar en un período superior a un año, como los créditos bancarios. acticos  Pasivos que no puedes clasificar en ninguna de las otras dos categorías. Por ejemplo, el pago de arriendos recibidos por anticipado.
3. Recopila la información de patrimonio

Se refiere al valor de lo que le pertenece a la empresa al momento de realizar el balance general. Este se clasifica en:

Capital
Utilidades Retenidas
Utilidades del Período Anterior
Reserva legal
  Aportes iniciales realizados por los socios para poner en marcha la empresa.   Utilidades reinvertidas en el negocio.   Ganancias obtenidas en el período inmediatamente anterior. El monto debe coincidir con el del último balance de pérdidas y ganancias, otro de los estados financieros utilizados por las empresas para dar a conocer su situación económica.   Utilidades que la ley exige reservar.
4. Consolida los montos 

Una vez tienes enlistados y clasificados todos los componentes de activos, pasivos y patrimonios, procedes a totalizarlos. Es decir, sumas las cuentas de cada categoría para obtener su valor total. 

5. Estructura la información y aplica la ecuación de balance

Usualmente, este informe contable tan importante para las finanzas en una empresa se estructura en columnas que consolidan los montos de activos, pasivos y patrimonio. 

Una vez que tienes organizada la información de esta manera, puedes aplicar la ecuación de balance para profundizar el análisis del estado de las finanzas en una empresa. Las fórmulas son: 

 ● Activo = Pasivo + Capital.

 ● Pasivo = Activo – Capital.

 ● Capital = Activo – Pasivo.

Actualmente, mantener organizada y actualizada la contabilidad es sencilla gracias a softwares contables como , que te permite crear planes de cuentas y actualizar los saldos en tiempo real. Además, automatiza la generación de informes contables, entre otros procesos que simplifican por completo las labores en el área.

Fuente: Departamento de Estudios Transtecnia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Previous
Next
únete al boletín informativo Transtecnia

Más noticias

Últimos comentarios

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar servicios