Bitácora Contable

12.03.2022

Cómo y por qué las empresas ajustaron el gasto en remuneración de su personal clave en pandemia

Corría inicios de marzo de 2020 y desde el Hospital de Talca, el ministro de Salud de la época, Jaime Mañalich, hizo un anuncio que a los pocos minutos copó los portales de internet y noticiarios en televisión y radio. El primer caso en Chile del nuevo coronavirus marcó un hito. Luego vino una cadena de cambios en los hogares y el trabajo de millones de personas.

Ante la incertidumbre por la crisis sanitaria, las compañías pusieron en marcha planes para repensar sus operaciones. El objetivo número uno era disminuir al máximo el riesgo de contagio de sus trabajadores, pero también hacer más eficiente sus costos, según han reconocido una serie de ejecutivos al avanzar la pandemia.

En esa línea, Pulso analizó los reportes al cierre de 2021 que 30 empresas entregaron a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) y, en particular, el gasto en remuneraciones de su personal clave. Ese grupo varía según empresas y no todas precisan el número de ejecutivos que los integran.

Al cierre de 2021, las empresas analizadas destinaron en total $311.468 millones (US$369 millones) al pago de sueldos y bonos a su personal clave de gerencia, 9% más alto que los $285.865 millones de 2020. Entre las causales del incremento están los mejores resultados y reorganizaciones en sus cadenas de mando. De las 30 empresas consideradas, ocho elevaron en dos dígitos el gasto en remuneración a su personal y nueve empresas redujeron el global de los pagos.

El cambio más abrupto es el de Falabella, sociedad controlada por las familias Del Río, Solari y Cuneo. En el último año, el grupo aumentó en 135% el gasto en remuneraciones recibidas por la gerencia, pasando de $7.802 millones en 2020 a $18.301 millones en 2021. Falabella explicó a Pulso que desde que se inició la pandemia la firma “comenzó a implementar un programa de eficiencias para optimizar la gestión del negocio, lo que implicó una reducción de gastos estructurales, disminución del gasto asociado a remuneraciones y centralización de funciones en áreas de tecnología y rediseño de procesos, entre otras cosas”.

“Los datos que se observan corresponden solo a las contrataciones del corporativo de Falabella y no al total de grupo y sus unidades de negocio. El aumento en las remuneraciones de este segmento, se explican principalmente por la implementación de este programa de centralización en áreas de finanzas y tecnología, que implicó mover tareas de algunas filiales al corporativo, aumentando así el número de ejecutivos, no así sus sueldos”, añadió la compañía con operaciones en siete países: Chile, Perú, Colombia, Brasil, México, Uruguay y Argentina.

Por su parte, Plaza -operadora de centros comerciales que es filial de Falabella- presentó un incremento de 85% en el gasto al personal clave, el que subió de $4.282 millones en 2020 a $7.939 millones a 2021.

Desde la compañía aseguraron que “durante el año 2020 y debido al complejo contexto económico nacional e internacional producto de la pandemia, la junta de accionistas aprobó rebajar de manera transitoria las dietas de los directores y también las remuneraciones de sus principales ejecutivos”. La firma añadió que “dada la recuperación de la compañía a niveles de prepandemia, durante el ejercicio 2021 las dietas y remuneraciones volvieron a sus estructuras originales”. La cifra aún no vuelve al nivel prepandemia: en 2019 Plaza pagó a sus gerentes $8.224 millones en remuneraciones.

En tercera ubicación entre las empresas que más aumentaron ese concepto está Codelco. La cuprera estatal reportó en sus balances que los beneficios de corto plazo de los ejecutivos que forman la administración de línea -remuneración y bonos- subieron desde $9.015 millones a $11.151 millones (US$13,2 millones).

Codelco respondió a Pulso que “la comparación de la memoria de Codelco 2020 versus la de 2021 está realizada en valores nominales. Cuando se analiza el movimiento del IPC y del tipo de cambio de ambos años, aproximadamente 70% de la diferencia se explica por estos dos factores”. La compañía explica que el 30% restante obedece a que en 2020 hubo posiciones de altos ejecutivos que estuvieron vacantes o vicepresidencias que no existían. Por ejemplo, los cargos de vicepresidente de comercialización, el gerente general de Ventanas y el vicepresidente de fundiciones y refinerías estuvieron varios meses sin llenar en 2020.

Mientras, en una cuarta ubicación entre las compañías que más aumentaron el gasto por la remuneración que reciben sus ejecutivos clave está Arauco. La forestal del grupo Angelini que presentó un aumento en ese concepto de $56.058 millones a $65.982 millones, con un alza del 18% entre 2020 y 2021.

Arauco atribuyó el incremento a tres factores: el personal de la compañía cuenta con reajuste de sus remuneraciones de acuerdo con el IPC; un reajuste realizado a todos sus trabajadores y el pago de un bono provisionado que va en línea con sus resultados.

Gastos a la baja

Mientras en el otro extremo del listado de las empresas analizadas figuran aquellas que más disminuyeron el gasto en el personal clave de gerencia. Sodimac, otra filial de Falabella, es la compañía que más ajustó este indicador, con una caída del 35% entre 2020 y 2021. Le siguieron la acerera CAP, que pasó de $2.338 millones a $1.591 millones entre 2020 y 2021 con un descenso de 32%, y la eléctrica Colbún que con una caída del 29% en el mismo período, al pasar de $5.244 millones a $3.715 millones. En el mismo lapso, Grupo Security registró una caída del 20%, a $19.721 millones. Por último, la Empresa Nacional del Petróleo, Enap anotó una baja del 18%, con un retroceso de $1.999 millones a $1.635 millones.

“En el caso de Sodimac, la disminución se explica, principalmente, porque desde 2021 las remuneraciones de ejecutivos con cargo corporativo (operación regional) pasaron a ser pagadas por la matriz Falabella S.A. y ya no por Sodimac Chile”, explicó la compañía al ser consultada sobre los motivos de la caída.

Por su parte, Enap destacó que ha dado “absoluto cumplimiento a la circular número 15, que es una norma de restricción de gastos emitida por la Dirección de Presupuesto dependiente del Ministerio de Hacienda. Producto de ello, y como empresa del Estado preocupada de dar un correcto uso a los recursos públicos pertenecientes a todos los chilenos, Enap ha realizado negociaciones colectivas consecuente en materia de recursos y ha suspendido la aplicación de sus políticas de compensaciones salariales durante el período de restricción”.

Las baja de 29% en remuneraciones devengadas al personal clave de la gerencia de Colbún estuvo impulsada una caída en los resultados operaciones que durante 2021 fueron menores a 2020 debido a la crisis hídrica.

En el caso de Parque Arauco, el monto total de remuneraciones percibidas por los principales ejecutivos de la sociedad al 31 de diciembre de 2021 y 2020 ascendieron a la suma de $3.090 millones y $3.761 millones, respectivamente. La baja en este monto-según los reportes financieros de la compañía- fue de 18%, siendo motivada principalmente por una caída en la renta variable pagada, que disminuyó 50%, pasando de $1.138 millones a $569 millones entre 2020 a 2021, respectivamente.

Opinión de asesores

Rafael Rodríguez, presidente y fundador de Seminarium -firma que asesora a grandes empresas- dijo no tener la impresión de que la remuneración de los ejecutivos disminuyera en 2021, salvo por el componente que está ligado a los bonos, que eventualmente se paga una vez al año en gran medida por los resultados de la compañía del año anterior.

“Los resultados de muchas empresas en 2020 fueron muy malos. Entonces, el bono que se pagó el 2021 con cargo al ejercicio anterior fue más bajo que el que se pagó en años previos. Durante 2021 y en pandemia, la historia fue distinta, porque en algunos casos aumentaron los bonos y el retiro del 10% de sus fondos previsionales, y la gente tuvo más liquidez y se volcó al gasto. Esto provocó que muchas compañías de consumo masivo y manufactureras en general el año pasado les fuera mucho mejor”, acotó.

Miguel Meyer, director de Master Asesorías y Servicios, dice que el impacto de la pandemia ha sido diferente en las grandes empresas. “No es parejo para todos. Hay empresas, por ejemplo, como las tecnológicas, donde los costos han aumentado muchísimo en remuneraciones, porque hoy el sueldo promedio de una persona que trabaja en esta área se ha visto más beneficiado, y hablamos de un incremento de 30% a 40% fácilmente. Mientras, hay otras áreas como en retail que se ha visto más afectado, sobre todo los bonos y cosas adicionales se han visto restringidas”, añadió.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

únete al boletín informativo Transtecnia
Suscríbete al boletín

de contabilidad, temas laborales, educación, tributarios e innovación

Más noticias

Últimos comentarios

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar servicios
    Extendemos el Cyber hasta el 14 de Junio Ir a Cyber
    Hello. Add your message here.